Los niños con apnea del sueño tienen problemas de comportamiento escolar, en la regulación emocional, la atención selectiva, la atención sostenida y el mantenimiento de la alerta. Así lo demuestran 61 estudios citados en el Documento de consenso del síndrome de apneas publicado en Archivos de Bronconeumología de la Sociedad.

En el mismo documento se expone que también se han encontrado evidencias de que la apnea del sueño afecta al humor, la expresión linguística, la percepción visual y la memoria de trabajo. De esta forma, se detecta que la hipoxia produce un impacto negativo en el rendimiento escolar del niño.

De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Chicago y la Universidad de Louisville y publicado en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine, en 1010 niños roncadores y no roncadores, ha analizado las repercusiones de la apnea según la gravedad, de moderada a grave. Las conclusiones que se obtenían afirman que este síndrome puede provocar deterioro cognitivo.

Según el estudio, en casos más graves las consecuencias son mucho mayores. En estos casos los niños pueden no desarrollar bien sus capacidades, conclusión a la que se ha llegado a través de ciertas medidas cognitivas tomadas a los niños. De esta forma, las conclusiones irían más allá; ya no solo podría obstaculizar su capacidad para alcanzar un buen rendimiento académico, también impedir su independencia.

La apnea del sueño en niños

La apnea del sueño en niños se produce con la obstrucción parcial o completa de forma intermitente de la vía aérea superior, lo que interrumpe el sueño del pequeño. Esta enfermedad en niños tiene características muy diferentes a las de un adulto.

Fuente: SEPAR