La apnea del sueño tiene un impacto negativo en el rendimiento escolar de los niños entre 3 y 12 años en el 75% de los casos. Así lo recoge el Documento de consenso del síndrome de apneas publicado en Archivos de Bronconeumología de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía (SEPAR), que además especifica que esta enfermedad respiratoria afecta a la atención, la memoria, estructuración espacial y la ansiedad de los pequeños. Este documento cifra en un 23% la comorbilidad de los trastornos respiratorios del sueño y el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Causas y consecuencias de la Apnea del sueño durante la infancia

La apnea del sueño en niños se produce con la obstrucción parcial o completa de forma intermitente de la vía aérea superior, lo que interrumpe el sueño del pequeño. Esta enfermedad en niños tiene características muy diferentes a las de un adulto.

Se trata de una patología prevalente en niños, ya que entre un 2% y un 4% padecen apnea del sueño entre los 2 y 6 años. Sin embargo, el porcentaje es mayor si observamos el número de niños y adolescentes que roncan: del 7% al 16,7% de los niños de 6 meses a 13 años, y del 5 al 14,8% de los adolescentes.

En la edad infantil, los factores de riesgo o algunas de las causas que pueden favorecer el desarrollo del SAHS son las amígdalas de gran tamaño (hipertrofia amigdalar), tener vegetaciones nasales (adenoides), las malformaciones craneofaciales, las enfermedades neurológicas, las neuromusculares, la parálisis cerebral infantil, el reflujo gastroesofágico y la obesidad.

Esta enfermedad tiene consecuencias negativas para el organismo debido a que las interrupciones del sueño provocan que este no sea reparador. Además, la falta de oxígeno en el cerebro que se producen debido a la obstrucción de la vía aérea producen alteraciones cardiovasculares, retraso pondoestatural y conductas como problemas de aprendizaje o disminución del rendimiento escolar.

Por todo ello, es muy importante que se reconozca esta enfermedad, y la importancia que tienen sus consecuencias para la sociedad.

Fuente: SEPAR