Aunque la adicción al tabaquismo no parece distinguir de sexo, lo cierto es que un estudio recientemente publicado ha demostrado que en las mujeres la dependencia es mayor, y que los hombres muestran mayor éxito al intentar dejarlo. Desde Salud en Casa te contamos las conclusiones a las que han llegado los expertos con respecto al tabaquismo y las diferentes enfermedades que ocasiona.

Diferencia entre hombres y mujeres

Uno de los puntos más llamativos que destacan de este estudio publicado por el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones y la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, es lo que se refiere al grado de adicción según el sexo, y a la dificultad de dejar de fumar.

Después de la realización del estudio, se ha comprobado que el fracaso al dejar de fumar es de un 40% en las mujeres, mientras que en los hombres supone un 36,6% del total. Se desvela por tanto que la motivación para fumar depende en gran medida del sexo del individuo, puesto que las ellas muestran en mayor medida una carga positiva mientras que ellos una dependencia de carácter negativo. De igual manera, gracias al Test de Fagerström, se ha podido constatar que pese a que el fracaso al dejar de fumar es mayor en las mujeres, estas tienen menor dependencia a la nicotina.
La edad también influye

Otro de los factores que se han tenido en cuenta para el estudio de la adicción al tabaquismo ha sido la edad con la que se inician los individuos. Gracias a esto, se ha podido comprobar que son las mujeres en general las que suelen empezar a fumar más jóvenes, y que son ellas las que fuman con mayor frecuencia en edades comprendidas entre los 15 y los 34 años de edad.

Enfermedades que produce

Por último, este estudio también ha podido recalcar que aunque el tabaco es nocivo para todos los individuos, puede generar diferentes enfermedades dependiendo de si eres hombre o mujer. Las consecuencias más comunes son la pérdida de capacidad pulmonar o el cáncer de pulmón. Este último se ha comprobado que está aumentando entre las mujeres y disminuyendo en los hombres. Al igual que lo anterior, con la enfermedad obstructiva pulmonar crónica se están dando más casos en mujeres, y por si fuera poco, también puede afectar a la capacidad reproductiva, a la salud ósea o a las enfermedades cardiovasculares.