La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es un problema creciente en las mujeres, que padecen importantes comorbilidades como la osteoporosis, la depresión y la ansiedad, según concluye un estudio publicado en Archivos de Bronconeumología, publicación científica de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR). La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hay 328 millones de personas en el mundo con EPOC, según una de sus últimas actualizaciones sobre la carga mundial de enfermedades (GlobalBurden of DiseaseStudy).

En españa, el estudio EPI-SCAN halló que la prevalencia de la EPOC es de 20,2%, pero con una importante variabilidad geográfica, así como una diferencia destacada por género, al cifrarla en el 15,1% en varones y el 5,7% en mujeres, de la población de entre 40 y 80 años.

Factores de riesgo

El tabaquismo es el principal factor de riesgo de la EPOC y los estudios revisados al respecto coinciden en que el hábito tabáquico tiene un mayor impacto sobre el deterioro de la función pulmonar en mujeres que en hombres.

Existen otros factores de riesgos para el desarrollo de la EPOC. Otro factor etiológico de importancia creciente y que afecta principalmente a las mujeres de áreas rurales y de países en vías de desarrollo es la exposición al humo por la combustión de biomasa al cocina en ambientes poco ventilados, donde se van acumulando partículas materiales procedentes de esa combustión del aire ambiente, por encima de los niveles recomendados.

“Las mujeres con EPOC, en comparación con los varones, tienen una mayor afectación de la calidad de vida relacionada con la salud y comienzan a experimentar síntomas a una edad más precoz y con un grado de obstrucción al flujo aéreo menor”, explica la Dra. Alonso.

Tratamiento

El tabaquismo es el principal factor de riesgo de la EPOC en los países desarrollados, por lo que el abandono del hábito tabáquico es la principal medida terapéutica que se debe tomar para frenar el avance de la enfermedad. Algunos estudios han demostrado que las mujeres tienden a dejar de fumar con menos frecuencia y que su tasa de éxito en la deshabituación tabáquica a largo plazo es inferior a la de los hombres.

La basa del tratamiento farmacológico de la EPOC son los broncodilatadores de larga duración administrados mediante dispositivos de inhalación. Las mujeres, en comparación con los hombres, realizaban de forma más incorrecta la técnica inhalatoria (clave para que el tratamiento sea eficaz) y presentaban fallos en cada uno de los pasos que se debían realizar.