La tercera causa de muerte en España se debe a las enfermedades respiratorias. Con 46.812 muertes al año, supone un 11,4% del total de 410.611 defunciones que se han registrado anualmente en nuestro país. Así lo demuestra el Instituto Nacional de Estadística (INE), según los últimos datos disponible de 2016. En este sentido, el Dr. Carlos A. Jiménez, presidente de SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica), opina que “la neumología aborda un creciente desafío con la mayor incidencia de las patología respiratorias, además de una elevada mortalidad, las enfermedades respiratorias son un paradigma de cronicidad, y su incremento es constante”.

Con respecto a 2015, las muertes por enfermedades del sistema respiratorio decrecieron en 2016 un 9,7%. En 2015, aumentó el número de fallecidos por esta causa, un 18,3% respecto a 2014, momento en el que ya se incrementó un 3,0% respecto a 2013.

A pesar de ello, siguen en tercera posición tras las muertes que causan las patologías del aparato circulatorio, con 119.778 defunciones anuales, y los tumores, con 112.839 defunciones anuales, siendo el cáncer de pulmón el primer cáncer en causar mortalidad en hombres y mujeres.

Según el Dr. Juan Antonio Riesgo, neumólogo y secretario de Relaciones Institucionales de SEPAR, “además de tres enfermedades crónicas, de amplia prevalencia en la población, como son el asma, la EPOC (enfermedad obstructiva crónica) y la apnea del sueño, la neumología afronta una enfermedad adictiva, el tabaquismo”.

Género y mortalidad respiratoria

En 2016,y según datos del INE, los tumores se encuentran entre las enfermedades respiratorias que más muerte causaron, con el cáncer de pulmón en primer lugar, con un 2,6% más fallecimientos que en 2015, y el cáncer de colón, con un incremento del 2,2% respecto al mismo año anterior. En hombres, los tumores fueron los más frecuentes, entre los que destaca el cáncer de pulmón y bronquios (2,1%) y el 3,4% de cáncer de colón. En mujeres, el cáncer de mama, seguido del cáncer de colon fueron los tumores que mayores defunciones provocaron.

Las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores suponen los mayores descensos con respecto a 2015. Se trata de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la bronquitis crónica y el efisema. En hombres, las muertes por estas enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores bajaron un 8,8% respecto a 2015 y en mujeres un 11,8%.

Por comunidades autónomas

Las enfermedades del sistema respiratorio se situaron como la tercera causa de muerte en todas las comunidades. Las tasas brutas de mortalidad más elevadas, debido a estas enfermedades, se dieron en Castilla y León (143,9 fallecidos por 100.000 habitantes), el Principado de Asturias (140,0) y Extremadura (139,3). Por su parte, Extremadura registró la mayor tasa estandarizada de mortalidad debido a las enfermedades del sistema respiratorio (116,5), seguida de Canarias (115,3) y la Región de Murcia (113,0), según datos del INE.