La EPOC, a pesar de ser una enfermedad compleja con una elevada morbimortalidad, los tratamientos indicados han evolucionado en los últimos años. Según destacan los neumólogos Julio Ancochea y Marc Miravitlles, “los avances en el conocimiento de la EPOC han ido acompañados de una evolución en el tratamiento farmacológico de la enfermedad”. Además, se ha pasado de tener una visión pesimista y negativa sobre las posibilidades de tratamiento y pronóstico de la enfermedad a una visión mucho más optimista.

En esta enfermedad, los síntomas varían a lo largo del día

La disnea, el estado de salud percibido por el paciente o la capacidad de ejercicio son las consecuencias sistémicas de la enfermedad. En concreto, la variabilidad de los síntomas son elevadas, según destaca un estudio multicéntrico llevado a cabo por Partridge et al. en Europa y Estados Unidos con 803 enfermos. El 37% de los pacientes referían una mayor intensidad de los síntomas en las primeras horas de la mañana, mientras que la cifra se incrementa hasta un 47% en las personas con una mayor gravedad de la EPOC.

La noche es el segundo momento del día en el que más sintomatología presentan los enfermos, con un 25% de los pacientes y un incremento de hasta el 34% en los pacientes con mayor gravedad.

Según resume el estudio Los síntomas a lo largo del día: la clave del problema, “la variabilidad en los síntomas es un hallazgo frecuente en los pacientes con EPOC de cualquier grado de severidad, si bien es mayor en los estadios más graves. En este grupo también es más frecuente la presencia de síntomas nocturnos, que incluso pueden superar a los experimentados durante el día.

En España, uno de los principales estudios en el que se analizó a 472 enfermos con un grado de obstrucción grave o muy grave, concluyó con un 61% de los pacientes que sufrían síntomas a lo largo del día. Conocer la variabilidad de los síntomas es fundamental para el tratamiento, de esta forma el controlar los síntomas es el objetivo fundamental del tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.