La respiración es automática, ni siquiera nos damos cuenta de ello hasta que el paso del aire por las vías respiratorias se ralentiza, sufrimos “disnea a pocos esfuerzos, tos matutina, presión, mocos y sibilancias (pitos en el pecho)”, explica Carmen Cabrera, coordinadora del equipo de enfermeros de Salud en casa. Estos son los primeros síntomas de una enfermedad respiratoria, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), que afecta a más de 328 millones de personas, según la OMS, y supone la quinta causa de muerte en todo el mundo.
Leer más