Ha comenzado el tratamiento con CPAP; se encuentra en las primeras semanas y todavía no se acostumbra a este día a día que, al principio, puede resultar algo molesto. Tranquilo/a, las primeras molestias son frecuentes, pero leves, y se resuelven espontáneamente. Para que todo esté bajo control en esos primeros días, Salud en Casa resumen uno a uno los problemas y los consejos para resolverlos cuanto antes. Además, deberá tener en cuenta que siempre tiene que consultar con su médico o enfermera, que podrá abordarlo junto a un especialista en una unidad de sueño.

-Sequedad en la boca o garganta. Para resolverlo, deberá seguir las siguientes recomendaciones:

-Aumentar la temperatura del dormitorio -Colocar el tubo bajo la ropa de cama -Comprobar la existencia de fugas - Instalar un humidificador conectado a la máquina CPAP -Congestión nasal:

-Comprobar la existencia de fugas y considerar el uso de un humidificador. -Aumentar la temperatura del dormitorio -Utilizar descongestionantes nasales a corto plazo (no más de 72 horas) - El uso regular de corticoides nasales puede ayudar y se puede prolongar durante varias semanas -La rinitis aguda (por ejemplo un resfriado) podría hacer inutilizables las mascarillas nasales durante un corto periodo de tiempo

Irritación de la piel:

-Por lo general es de poca importancia con las mascarillas modernas y suele desaparecer con el tiempo -La piel sensible se puede proteger con una gasa y cremas -Una reacción alérgica puede requerir el cambio a otro tipo de mascarilla

Conjuntivitis:

-Por lo general se produce debido a una fuga de aire a través de la mascarilla, que irrita los ojos -Desaparece con un ajuste adecuado de la mascarilla por el paciente - En las primeras semanas, protéjase los ojos con parches oculares caseros

Dolor de cabeza:

-No suele ocurrir con frecuencia y suele desaparecer con el tiempo, aunque su origen no está claro. Si el dolor es fuerte, tome un analgésico antes de acostarse durante los primeros días.